domingo, agosto 14, 2005

Eutanasia: qué es, qué no es. 2.

Algunos expertos en bioética nos dicen que hay una tendencia generalizada a restringir la palabra eutanasia a " las acciones realizadas por un profesional sanitario a petición expresa y reiterada de un paciente que padece un sufrimiento derivado de una enfermedad incurable, que él vive como inaceptable, en las que existe un vínculo causal directo e inmediato entre la acción realizada y la muerte del paciente".

Resaltaría como muy importante ese "que él vive como inaceptable" que reconoce el protagonismo de la voluntad del paciente y la oportuna ambigüedad de "una enfermedad incurable; no lo es acaso la vida en general e indiscutiblemente la de muchos?. Por ahí, mis ¡bravo!

Pero yo, ay, quiero morir tranquilo y en casa; seguramente solo o en compañia de alguien muy especial, y me resultaría muy desazonante la presencia de una especie de funcionario sanitario mirando el reloj si me demoro.
Quiero morir dignamente; quiero vivir mi muerte bien consciente de lo que voy a hacer, esperando preparado y sin presiones el impredecible instante en que me diga "ya" y beba del vaso liberador que tengo todo el rato a mi alcance.
Tal vez prefiera hacerlo mientras me diluyo en un atardecer, pero necesite contemplar varios hasta que se de la luz o la nube adecuada ...
Tal vez me venza el vértigo a la nada y quiera al menos aplazarlo hasta la tarde sguiente.
Tal vez ...
Pero no, por favor, un funcionario a hora fija, no.
---
Esa formulación es tan burocrática ...
puede quedar tan lejos de la voluntad del paciente ...
puede dar lugar a situaciones tan esperpénticas ...
" Oiga, tiene que pedir cita. Le comunico que hay llista de espera".
" Pero oiga, decídase, que tengo que cenar"
Señores y señoras expertos, formulen todo que quieran pero déjennos a quienes nos incumbe diréctamente el tema libres para hacer las cosas según nuestro criterio. No nos compliquen más algo ya de por sí complicado y en todo caso faciliten los medios para hacerlo lo mejor posible.
Reglamentar restrictivamente asunto tan privado y dificil, cuando cada caso reclama su particular cuándo, cómo y dónde ... ah, que arrogancia.
A mi que me consigan mi dosis de algún pentobarbital que de lo demás ya me encargo yo mismo. Y por supuesto, necesitando ayuda, exijo la mayor consideración y respeto a quien tenga que hacerlo. Hoy en día esto está penado: La Santa Inquisición aún coléa.
---
vivir mi muerte o morir mi vida
morir mi vida o morir mi muerte
vivir mi muerte o morir mi muerte
vivir mi vida o vivir mi muerte
vivir mi muerte o morir mi vida
morir mi vida o vivir mi vida
morir mi muerte o vivir mi vida.

Qué es la vida. Qué es la muerte.

vivir mi vida ... (hasta el final. Decia aquel 'la muerte no tiene ninguna importancia; cuando morimos no somos y no siendo nada es', al menos para el que ha dejado de ser)